;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

¿Y si se les pasa el plazo para inspeccionar?

01 de Enero del 2018 Noticias Contable

¿Y si se les pasa el plazo para inspeccionar?

Va a superar el plazo

Dieciocho meses. Si su empresa es objeto de una inspección, Hacienda dispone de un plazo de 18 meses para llevarla a cabo (27 meses

en algunos supuestos). Apunte. Dicho plazo no puede ampliarse aunque haya dilaciones imputables al contribuyente (como ocurría

hace unos años). En contrapartida, si transcurre ese plazo, Hacienda puede continuar con la inspección hasta su terminación sin tener

que volver a notificar el inicio de un nuevo procedimiento.

Consecuencias favorables. Aun así, si se supera ese plazo, se producen ciertas consecuencias que pueden favorecerle:

◦ Hasta que Hacienda vuelva a efectuar alguna actuación, el inicio de la inspección no habrá interrumpido el plazo de cuatro años que

tiene la Administración para regularizar (plazo de prescripción).

◦ Todos los ingresos que su empresa realice voluntariamente a partir de ese momento (hasta que la inspección se reinicie) se

considerarán efectuados sin requerimiento previo (y, por tanto, sin sanción; sólo sometidos a los recargos por presentación fuera de

plazo).

◦ Asimismo, no podrán exigirle intereses por el tiempo transcurrido desde el fin del plazo máximo hasta el fin de la inspección.

¿Cómo actuar?

Callado. Por tanto, si se encuentra ante una inspección en la que falta poco para que transcurra el plazo máximo, actúe de la siguiente

forma:

◦ No diga nada. Si lo hace, la Inspección tratará de agilizar el procedimiento y finalizarlo dentro del plazo legal.

◦ Una vez transcurrido el plazo, verifique si ya han pasado más de cuatro años desde el fin el plazo de presentación del impuesto

inspeccionado. Apunte. En ese caso podrá alegar que el impuesto está prescrito y que Hacienda ya no puede reanudar las

actuaciones.

Todavía no ha prescrito. Si todavía falta tiempo para que pasen los cuatro años:

◦ Si piensa que su postura es razonable y que no le van a sancionar (sólo le exigirán la cuota más intereses), plantéese seguir sin hacer

nada (de forma que si Hacienda no efectúa nuevas acciones, el impuesto acabará prescribiendo). ¡Atención! Eso sí: si se reanudan

las actuaciones, el plazo de prescripción volverá a quedar interrumpido.

◦ Por contra, si actuó de forma culpable o negligente y piensa que le impondrán sanciones (de entre el 50% y el 150% de la cuota no

ingresada), aproveche y presente una complementaria antes de que Hacienda se percate de ello. Apunte. Así, sólo podrán exigirle

el recargo por ingreso extemporáneo de hasta el 20% de la cuota ingresada fuera de plazo más intereses.