;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

Voy a contratar a un extranjero

01 de Junio del 2018 Noticias Fiscal

Voy a contratar a un extranjero

Su empresa desea cubrir un puesto muy especializado y, ante la falta de candidatos nacionales, va a abrir su proceso de selección a extranjeros (para lo cual el candidato seleccionado deberá cambiar su residencia a España). Pues bien, si finalmente contrata a un extranjero, opte por un candidato que no haya residido en España en los últimos diez años, para que pueda disfrutar del “régimen fiscal de impatriados”. Dicho plazo se cuenta desde el año anterior al del traslado. Así pues, si contrata al trabajador en 2018, éste no deberá haber residido en España entre 2008 y 2017.

Salario neto. Si se aplica este régimen, durante el año del desplazamiento y los cinco siguientes, el trabajador tributará en el IRPF a unos tipos reducidos.Y, teniendo en cuenta que en estos casos suele pactarse un salario neto, ello permitirá que durante ese período su empresa soporte unos costes mucho más bajos de los que soportaría con otros empleados.

Tipos. En concreto, en estos casos el afectado tributará a un tipo del 24% por los primeros 600.000 euros de salario, y del 45% por el exceso. Esos tipos coinciden con la retención que su empresa deberá practicar.

Formalismos

Modelo 149. Para aplicar el régimen de impatriados, asegúrese de que su trabajador presenta ante Hacienda el modelo 149 (que debe tramitarse por Internet con certificado electrónico o clave PIN) y obtiene un certificado que después deberá entregarle a usted:

◦ Mediante dicho documento, quedará acreditado que está dado de alta como impatriado, y su empresa podrá practicarle la retención fija del 24% (o del 45% por la parte del salario que exceda de los 600.000 euros).

◦ El modelo 149 debe presentarse en el plazo de seis meses desde la fecha de inicio de la actividad que conste en el alta de la Seguridad Social en España.

Modelo 151. Además, mientras le sea aplicable el régimen de impatriados, el trabajador deberá declarar y tributar por las rentas que obtenga a través del modelo 151.  Dicho modelo debe presentarse obligatoriamente por vía electrónica en los mismos plazos que la declaración de IRPF (es decir, en general, hasta el 30 de junio de cada año).

En el año del traslado y en los cinco siguientes deberá practicar una retención de sólo el 24% por el salario que no supere los 600.000 euros, y del 45% sobre el exceso. Así, para un mismo salario neto, el bruto a pagar será más bajo.