;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

Prevención Riesgos Laborales

01 de Noviembre del 2019 Noticias Laboral

Prevención Riesgos Laborales

Incumplimiento reiterado

Su empleado no cumple con las medidas preventivas establecidas por la empresa, poniendo en peligro no sólo su integridad física, sino también la de sus compañeros.  En estos casos, usted puede hacer uso de su potestad disciplinaria, despidiendo incluso al afectado.

No obstante, en estos casos es habitual que el trabajador se defienda, alegando que no se le facilitaron los equipos de protección adecuados, que no se le dio formación, que no tenía la supervisión adecuada... Y si usted no puede demostrar que actuó correctamente en materia de prevención, el despido será declarado improcedente.

¿Qué hacer para evitar esta situación?

Cautelas en todas las fases:

Al contratar. Si va a contratar a un empleado precisamente porque tiene una formación específica (por ejemplo, ha superado un curso de formación ocupacional de manipulador, carretillero, etc.), especifique en el contrato que dispone de dicha formación.  De este modo, podrá acreditar que las labores que realiza no le son desconocidas y que dispone de una experiencia previa sobre los riesgos con los que se puede encontrar.

Al iniciar el trabajo. Infórmele también sobre los riesgos de la empresa (en su conjunto y en su puesto de trabajo en particular): Hágale firmar un documento en el que se describan las funciones y tareas de su puesto de trabajo, y donde se indique, además, que ha recibido la formación adecuada para desarrollarlas.

Cuando entregue los EPI, hágale firmar un acuse de recibo que indique que se le ha formado sobre su uso y su correcta utilización.

Documente también las actualizaciones a la formación derivadas de cambios en la maquinaria o en los procesos, entregando las instrucciones con acuse de recibo.  Y si en su empresa hay reuniones periódicas, incluso rutinarias haga una lista con el nombre de los asistentes y solicite que la firmen, y entrégueles un resumen de los temas tratados. Se trata, en definitiva, de que pueda demostrar que les mantiene al día en materia de prevención.

Por último, organice su taller de forma que pueda demostrar que hay una vigilancia razonable (ningún tribunal le exigirá que esté continuamente vigilando a su empleado).  Haga firmar a su encargado los partes de trabajo diario en los que se mencione la verificación estándar de las medidas de seguridad, y en los que indique también las incidencias detectadas.

Amonestación

Si después de todas estas cautelas su empleado incumple las normas de seguridad, hágale una primera amonestación por escrito, según lo que establezca su convenio.  Y si el incumplimiento vuelve a producirse, seguramente su convenio le permitirá acudir a un despido disciplinario. Entregue una carta de despido en la que se describan todos los hechos que lo justifican, incidiendo en la actitud culpable del empleado y citando también el anterior incumplimiento por el que se impuso la primera sanción.