;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

Pensión de alimentos

01 de Diciembre del 2019 Noticias Fiscal

Pensión de alimentos

 Las pensiones de alimentos que uno de los cónyuges debe satisfacer tras una separación están exentas del IRPF para quien las percibe.  Y respecto al pagador, tributan de la siguiente forma:

◦ No las puede reducir de su base imponible (como sí sucede con la pensión compensatoria a favor del excónyuge).

◦ No obstante, puede aplicar la tarifa del IRPF por esas cantidades de forma separada al resto de rentas, reduciendo así la progresividad del impuesto y tributando menos.

◦ Además, el mínimo personal y familiar del pagador se incrementa en 1.980 euros.

La pensión por alimentos tributa de forma independiente, por lo que se aplica el tipo marginal que le corresponda según su cuantía.

Cuantía de la pensión

La cuantía de la pensión anual a tener en cuenta en estos casos es el importe fijo establecido en el convenio regulador.

No obstante, en ocasiones los convenios establecen que el progenitor satisfaga gastos adicionales, algunos de los cuales, por su especial naturaleza, no se pueden cuantificar desde el principio (por ejemplo, los gastos por escolarización de los hijos, los seguros médicos, etc.). ¿Qué tratamiento reciben dichos gastos?

Pues bien, estos gastos adicionales también pueden computarse como mayor pensión siempre que se trate de gastos que se consideren indispensables para el sustento de los hijos y que estén comprendidos en el concepto de “alimentos” fijado por el Código Civil.

Vea un detalle de algunas de las partidas concretas que pueden computarse como mayor pensión de alimentos (siempre y cuando aparezcan en el convenio regulador):

◦ El pago de los gastos de escolarización, compra de libros, etc. de los hijos.

◦ Gastos de asistencia médica, sanitarios y farmacéuticos.

◦ El ingreso de una cantidad fija mensual en una cuenta corriente destinada a sufragar gastos extraordinarios de los hijos: colegios,

médicos, actividades extraescolares, etc.

◦ La asunción de gastos derivados del uso de la vivienda familiar que queda a disposición de los hijos y del otro excónyuge con el que conviven (alquiler, suministros, impuestos, etc.).

Gastos no aceptados.

No obstante, sepa que no pueden computarse como mayor pensión de alimentos los gastos de desplazamiento para visitar a los hijos que, según la sentencia de divorcio, deba sufragar el progenitor con el que éstos conviven a su excónyuge para cumplir con el régimen de visitas acordado.

Al computar la pensión de alimentos en su IRPF, tenga en cuenta no sólo los importes satisfechos en efectivo; compute también aquellos gastos indispensables para sus hijos que usted asuma en virtud del convenio regulador.