;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

La fórmula de cálculo del Impuesto sobre el Incremento de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU o plusvalía)…

01 de Enero del 2018 Noticias Jurídica

La fórmula de cálculo del Impuesto sobre el Incremento de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU o plusvalía)…

Consideraciones generales

El IIVTNU se ha convertido en un impuesto odioso para los contribuyentes, desde el momento en que grava situaciones y

transmisiones en las que los contribuyentes no solo no han obtenido beneficio alguno, sino que, en la mayoría de los

casos, han perdido dinero.

Por ello, la primera crítica se dirigió contra la fórmula de cálculo del impuesto, por entender que el resultado que se

obtenía de la misma no era el incremento del valor que el terreno había experimentado desde la fecha en que se adquirió.

La fórmula de cálculo del impuesto, prevista en el artículo 107 del TRLRHL, ya fue objeto de comentario en el apartado 6

del Capítulo 1 de esta obra (SP/DOCT/22902). Por ello, nos referiremos ahora a la problemática judicial que dicha fórmula

ha planteado, y a los efectos de dicho debate judicial. Por último, haremos alusión a la actualidad de este debate, y a si, a

día de hoy, tiene visos de prosperar un recurso que se base en el error en la fórmula de cálculo del impuesto.


La alegación del error en la fórmula de cálculo del IIVTNU ha ido perdiendo peso poco a poco, y los 

contribuyentes han preferido alegar otras cuestiones como la inexistencia de hecho imponible, e incluso la

inconstitucionalidad del impuesto, por considerar su estimación más segura y probable.

Sin embargo, tampoco se trata de un debate cerrado, porque parece que siempre hay Juzgados dispuestos a estimar este

tipo de alegación. Y ello lo han confirmado dos recientes sentencias dictadas por el Juzgado de lo

Contencioso-Administrativo n.º 15 de Madrid, de fecha 13-10-2016 (Recurso 261/2015) y 11-11-2016 (Recurso 11/2015).

Recuerdan estas sentencias lo que ya sabíamos, es decir, "que el cálculo de la plusvalía siguiendo la fórmula matemática

utilizada por la recurrente refleja el incremento de valor experimentado por el bien desde su adquisición hasta su

transmisión, ya que calcula en primer lugar cuál era el valor del bien en el momento de la adquisición y compara este

valor con el final o de transmisión, obteniendo por diferencia el incremento de valor que ha experimentado el bien,

mientras que la del Ayuntamiento refleja el valor del suelo en años futuros y no pasados, que no se ha producido".

Sin embargo, para el Juzgado madrileño, la fórmula matemática "ha de ser la del descuento, y no la de la capitalización,

pues con ella se refleja el incremento de valor experimentado por el inmueble desde su adquisición hasta su transmisión,

bien que tomando como referencia un valor final teórico o legal, al que aplicándole esa fórmula del descuento en función

de los porcentajes de incremento o coeficientes de revalorización previstos en la ley (artículo 107), se llega a conocer el

valor teórico inicial, y después, por diferencia entre uno y otro, el experimentado durante ese período de tenencia, al que

se ha de aplicar el tipo de gravamen en los términos previstos en la ley".

Estamos ante unas sentencias que demuestran que la alegación del error en la fórmula legal de cálculo del IIVTNU aún

puede tener cierto recorrido.

Además, son resoluciones muy ilustrativas para todo aquel que quiera iniciar una reclamación por esta vía, desde el

momento en que describen con sumo detalle, los pormenores de la fórmula de cálculo avalada por el Juzgado de lo

Contencioso de Cuenca y el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. Y por qué esta fórmula es la correcta y

no la que prevé el artículo 107 del TRLRHL.

Recordemos, por último, que, en relación con la corrección o no de la fórmula de cálculo del impuesto, existe a día de hoy

un recurso de casación planteado por el Ayuntamiento de Cuenca ante el Tribunal Supremo, que está pendiente de

resolución y cuya votación y fallo está prevista para el 13-6-2017. Será, por tanto, el Alto Tribunal el que tenga la última

palabra.

 Conclusión

La conclusión de todo lo anterior es que la alegación del error en la fórmula de cálculo de la base imponible del IIVTNU

debe ser utilizada con cautela, y en determinados supuestos. Es decir, cuando el contribuyente pueda acreditar que con

motivo de la transmisión del terreno no se ha incrementado el valor del mismo, lo mejor será alegar la inconstitucionalidad

del impuesto, o la inexistencia de hecho imponible.

Sin embargo, si ha existido dicho incremento del valor del terreno, y además el importe que resulta a pagar del IIVTNU es

elevado, considero que merece la pena intentar obtener la devolución alegando la incorrección de la fórmula de cálculo

del impuesto.

Como se ha indicado, es un debate que no ha quedado del todo cerrado. Además, persiste la sensación de que

efectivamente la fórmula de cálculo prevista en el TRLRHL es errónea, en el sentido de que calcula el incremento del

valor del terreno futuro, pero no el generado hasta la transmisión. De hecho, las sentencias o resoluciones que

desestiman esta alegación se refieren más a la obligación de aplicar la ley, en la forma en que fue redactada por el

legislador, que a defender la corrección de la fórmula aplicada. Por ello, habrá que tener muy en cuenta la sentencia del

Tribunal Supremo que como he afirmado, se dictará en próximas fechas.

No obstante, el contribuyente debe saber que se trata de un recurso con resultado incierto, ya que de momento solo

algunos Juzgados están dictando sentencias favorables en esta cuestión. Además, deberá asumirse el coste de la prueba

pericial matemática, que necesariamente habrá de acompañar al recurso.