;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

Faltas de puntualidad y sanción

01 de Marzo del 2018 Noticias Laboral

Faltas de puntualidad y sanción

Usted puede sancionar a sus empleados según la graduación de faltas y sanciones que fije su convenio. Por ejemplo, el convenio de la banca prevé como falta leve los retrasos en la entrada y los adelantos en la salida; como falta grave si éstos exceden de cinco en un mes; y como falta muy grave si los retrasos calificados como graves se repiten en un período de 12 meses.. Así pues, si un trabajador llega sistemáticamente tarde al trabajo, haga lo siguiente:

Consulte su convenio y compruebe qué requisitos se deben cumplir para poder imponer una sanción.

Verifique que el incumplimiento (la impuntualidad) no ha prescrito. Recuerde que las faltas leves prescriben a los diez días, las graves a los 20, y las muy graves a los 60.  En estos casos, el día inicial que debe tener en cuenta para comprobar la prescripción no es el de cada impuntualidad (de forma aislada), sino el de la última falta  realizada en el período de que se trate.

En todo caso, si ha estado tolerando esas faltas de puntualidad, no proceda a sancionar de un día para otro de forma sorpresiva. Si su empleado impugna la sanción, el juez podrá declararla nula precisamente porque usted ha tolerado dicho comportamiento hasta ese momento. En este caso, rompa dicha tolerancia notificando al afectado que su empresa no tolerará más faltas de puntualidad y procederá a sancionar si se produce un nuevo incumplimiento. Para reforzar su posición, reúnase con los representantes de los trabajadores y advierta de este cambio, o remita una circular a toda su plantilla.

Si su empleado se queda más allá de su jornada para recuperar los minutos que ha llegado tarde, podrá sancionarlo igualmente por falta de puntualidad (salvo si en su empresa existe una política de flexibilidad horaria).  Piense que usted sanciona por llegar tarde, y no por dejar de trabajar unos minutos al inicio de la jornada. Por tanto, es indiferente que dichos minutos se recuperen al término de cada jornada.

Evite problemas y rompa su tolerancia notificando que a partir de ahora sí sancionará. La sanción es válida aunque el afectado recupere el tiempo de trabajo.