;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

Despido por competencia desleal

01 de Junio del 2018 Noticias Laboral

Despido por competencia desleal

Negocio. Uno de sus empleados compatibiliza el trabajo en su empresa con un negocio que ha montado por su cuenta. Si esa actividad es similar o concurrente con la de su empresa o con la de otras sociedades de su grupo, ¿podrá despedirlo?

Realización de otros trabajos

En general, si, aparte de prestar servicios para su empresa, su empleado también trabaja para otras empresas o lleva a cabo una actividad por su cuenta, usted no podrá hacer nada. Tanto el pluriempleo (trabajar para varias empresas) como la pluriactividad (compatibilizar un trabajo con una actividad por cuenta propia) están permitidos.

No obstante, hay dos casos en los que su empleado no podrá realizar otros trabajos aparte de los que presta en su empresa:

Por un lado, sólo deberá trabajar para usted si tienen firmado un pacto de plena dedicación (de exclusividad). En todo caso, deberá pagarle una compensación.

Si no tienen firmado dicho pacto, su empleado tampoco podrá trabajar para otras empresas ni por su cuenta si los trabajos suponen una competencia desleal para su empresa.  Existe competencia desleal si esos trabajos son concurrentes o similares a los de su empresa (de la misma naturaleza, ámbito de mercado con los mismos clientes, en empresas con mismo objeto social…), sin que sea necesario que su empresa sufra un perjuicio.

Consecuencias. Si se produce competencia desleal o se incumple un pacto de plena dedicación, su empresa podrá despedir al trabajador por transgresión de la buena fe contractual.

Ahora bien, si su empresa forma parte de un grupo (una sociedad dominante tiene el control de otras empresas que dependen de ella) y su empleado está haciendo competencia desleal a alguna de las empresas del grupo (pero no a la suya), no lo podrá despedir:

El deber de lealtad de su empleado no alcanza a otras empresas que no sean la suya. Ello, aunque se trate de empresas de un mismo grupo mercantil.

Como la mera pertenencia a un grupo mercantil no permite extender responsabilidades laborales a todas las empresas frente al trabajador, éste tampoco debe estar limitado a la hora de ejercer actividades privadas que puedan perjudicar a esas otras empresas.