;

Noticias Actualidad Fiscal

Últimas novedades en las áreas fiscal, laboral, contable o jurídica

Carga de la prueba

01 de Diciembre del 2018 Noticias Fiscal

Carga de la prueba

Es habitual que Hacienda no admita que los empresarios y las sociedades se deduzcan determinados gastos, por considerarlos no relacionados con la actividad. Por ejemplo:

Si un profesional se deduce los gastos de compra o uso de un vehículo, impide dicha deducción por considerar que no se ha justificado su afectación exclusiva a la actividad. O si se deduce el consumo en restaurantes, se opone ello, exigiendo que se acredite que son gastos correlacionados con los ingresos.

Del mismo modo, si una empresa realiza una inversión que Hacienda considera excesiva o innecesaria (como la adquisición de muebles de alta gama para decorar el despacho de su director general), puede oponerse a la deducción de la amortización correspondiente.

En estos casos, Hacienda exige a los contribuyentes que sean ellos quienes justifiquen que se cumplen los requisitos de deducción que establece la ley (por ejemplo, que nunca se hace un uso particular del vehículo o que los gastos son necesarios para la actividad o están correlacionados con los ingresos), lo que muchas veces constituye una circunstancia imposible de demostrar.

Pues bien, en general, los tribunales se oponen a este criterio [TSJ Cataluña 15-06-2017, entre otras] .

El contribuyente sólo debe acreditar que el gasto ha sido declarado y contabilizado. Dado que la ley no dice lo contrario, es Hacienda la que tiene que justificar que el gasto no es deducible (y no al revés).

Para que los gastos sean deducibles, no es obligatorio que sean necesarios; basta que estén relacionados con los ingresos, que correspondan a una operación efectiva y real, y que no caigan en alguno de los supuestos que la ley considera expresamente como no deducibles.

No corresponde a Hacienda calificar si un gasto es inadecuado, oportuno o excesivo. Ello supondría entrometerse en la gestión empresarial, función que no corresponde a la Inspección.